jueves, marzo 22, 2018

Tres Cosas que He Aprendido tras Jugar a 7º Mar durante un Año (y como pueden mejorar también tus partidas)

El siguiente texto es una traducción de un texto publicado en el blog Brace of Pistols de Tom Harrison, uno de los jugadores de 7th Sea más activo en las redes sociales, con varios productos subidos a la Explorer's Society. Me pareció que aportaba un punto de vista interesante sobre el juego, el de alguien que lo disfruta a pesar de estar acostumbrado a juegos más estructurados  de la vieja escuela. Con su permiso lo publico aquí traducido, ya me diréis que os parece. De todas maneras, si tenéis control del inglés no dudéis en visitar el post original. 

Tres Cosas que He Aprendido tras Jugar a 7º Mar durante un Año (y como pueden mejorar también tus partidas)

Este artículo comenzó como una especie de retrospectiva sobre nuestro primer año jugando a 7º Mar. Nunca he ocultado el hecho de que cuando comenzamos el juego estaba bastante lejos de mi zona de confort. Me obligo a analizar de nuevo muchas de mis técnicas como Director de Juego (DJ) y fijarme seriamente en algunas cosas que se habían convertido en malas costumbres. Pero creo que el proceso ha hecho de mi un mejor DJ, y las lecciones que he aprendido no son aplicables solamente a 7º Mar o juegos incluso más narrativos. Así que hablemos de ellas, si os parece bien.

Las secuencias de Acción son obstáculos para evitar que los héroes alcancen un Objetivo (a tiempo).


Para mi esto entra en la categoría de “La Tercera Edición de D&D Me Estropeo como DJ”. Durante mucho tiempo muchos de nosotros hemos sido condicionados para pensar en los Encuentros y las escenas de Acción como LA PELEA. Pero es una manera errónea de enfocarlo. Si observas las escenas de acción, persecuciones y encuentros de combate en libros o películas, muy a menudo estas peleas son obstáculos, una complicación que evita que los héroes alcancen su meta.

Así es. Las escenas de acción son obstáculos. Si echamos la vista atrás, el D&D original ya tenía esto en cuenta cuando hablaba del ENCUENTRO. El combate era solo un resultado potencial de un Encuentro. Pero desde entonces el Encuentro ha dado paso a largas y enrevesadas secciones de COMBATE en los manuales. De modo que los DJ comenzamos a enfocar nuestros encuentros en términos de Combate. ¿Pueden los PJ ganar? ¿Acabará en una TPK? ¿Cómo de grande es este desafío? Esta manera de pensar impregna una gran cantidad de discusiones online sobre JDR cuando se trata de diseñar de encuentros, incluso en 7º Mar. ¿Como hago de los brutos una amenaza en 7º Mar? ¿Cómo equilibras encuentros en Savage Worlds?¿Pero y si estamos perdiendo de vista el objetivo? Quizás deberíamos preguntarnos, ¿cómo evita este encuentro que los jugadores consigan lo que quieren? ¿Cómo podemos establecer intereses en el conflicto que hagan viables múltiples soluciones?

¿Pero qué pasa con la “batalla climática”? Es un pilar del genero, ¿verdad?. Bueno, esto funciona en los dos sentidos. Por norma general, en la batalla climática son los Héroes los que se interponen ante la Meta del Villano. Se da la vuelta al guión. Pero eso también lleva a una mejor escena, más interesante. En ocasiones el villano no debería enfrentarse a los héroes cara a cara. A veces hay un modo mejor de circunnavegar el obstáculo que representan. ¿Qué es lo que hacen los Héroes cuando eso ocurre? ¿Tiene el Villano un Plan b?

Así que la próxima vez que planifiques un encuentro para tus partidas, hazte las siguientes preguntas:
  • ¿Qué quieren los personajes en esta escena? ¿Es el tesoro? ¿Es rescatar a los rehenes? ¿Es detener el ritual malvado? Si tu respuesta es únicamente pelear contra los goblins y conseguir PX, detente y comienza de nuevo.
  • ¿Cómo evitan los adversarios que los personajes consigan lo que desean? ¿Hay refuerzos de camino? ¿Alguno de ellos se aparta para matar a los huéspedes? ¿Completan el ritual? Si tu respuesta es luchar hasta el último hombre, detente y comienza de nuevo. ¿Hay un tiempo límite? ¿Una fecha límite? ¿Por cuánto tiempo pueden los personajes permitirse estar peleando contra los villanos antes de que las consecuencias (y no solo el agotamiento de recursos) comiencen a notarse?
  • ¿Qué ocurre si los Héroes fallan?¿ Mueren los rehenes? ¿es liberado un Señor Demonio? Si tu respuesta es mueren o huyen, detente y comienza de nuevo. Y en serio, que no consigan el tesoro es un baremo realmente bajo. Deberías considerar hacer que el premio se algo más interesante y dinámico en el contexto del encuentro/escena.
  • ¿Qué quieren los adversarios en esta escena? ¿Acaso temen la furia del Rey Goblin? ¿Están tratando de ganar tiempo mientras otra facción ejecuta un plan más atrevido y peligroso? ¿Desean completar el ritual para traer a su oscuro dios a este mundo? Si tu respuesta es pelearse con los héroes o proteger el tesoro, detente y comienza de nuevo. TIENE que ser más complicado que eso. ¿o quizás no lo sea? Considera las preguntas 2 y 3 en el contexto de los adversarios.

Las Secuencias Dramáticas funcionan mejor con un límite de tiempo y una AMENAZA.


Ya hable brevemente de esto en otra entrada. En esencia, en 7º Mar, si la única cosa en la que los jugadores pueden invertir es lograr su objetivo tu escena no va a ser muy dramática o interesante. Pero introduce un adversario cuyos esfuerzos (y aumentos) tengan que contrarrestar a costa de sus propios recursos, y de pronto todo ha cambiado. Introduce un límite de tiempo y de pronto hay mucho más en juego. Las Secuencias Dramáticas deberían mostrar la tensión yendo en aumento. Hay dos maneras de lograr esto. La primera es a través de un decreto de DJ, moviendo constantemente la posición del objetivo. “¡Ups, lo siento! El mensaje secreto no está en la habitación en la que estabais convencidos de que estaría. Volved a intentarlo.” Eso puede funcionarte bien, pero probablemente se volverá repetitivo rápidamente para tus jugadores. ¿Pero tener a una fuerza que esté trabajando activamente contra los jugadores? Un villano o esbirro que también tenga un objetivo en la escena (preferiblemente algo mejor que evitar que los héroes descubran mi siniestro plan) hace de todo el asunto algo más interesante y pone en peligro los objetivos de los jugadores sin convertirte a ti, el DJ, en el malo. (Y luego dicen que los jugadores no pueden fallar en 7º Mar. ¡Pamplinas!)

Esto es bastante fácil de hacer en 7º Mar, ¿pero que tal con otros sistemas de juego? Uno de los avances más recientes que he visto en la última década es un esfuerzo por tratar de aportar algo más de paridad entre el combate y otras actividades en los JdR, tanto a nivel social como dramático. Las tiradas extendidas en Ubiquity, las Tareas Dramáticas en Savage World, Desafíos de Habilidad en D&D 4ª, etc... Pero un motivo por el que estas propuestas se quedan cortas (al menos para mi) es que a menudo enfrentan al jugador contra sí mismo, o contra los dados. En general, funcionan de la siguiente manera: Tienes que sacar en los dados X éxitos antes que Y fallos, o sacar X éxitos en Y tiradas. En realidad se trata de drama prefabricado. Porque ahora el éxito de los personajes no depende de un buen plan o un curso de acción inteligente (desafiando al jugador) sino que en su lugar depende de los dados y de cualquier modificador que el personaje pueda aportar al juego (desafiando al personaje). ¿Hay alguna diferencia real entre esto y pedir simplemente una tirada de dados? En realidad no.

He estado dándole vueltas a esto porque realmente me gusta el modelo de las Escenas Dramáticas de 7º Mar. Quiero hallar la manera de usarlas en otros juegos sin tener que forzar la mecánica de dados de 7º Mar. Esto es lo que se me ha ocurrido. Probadlo la próxima vez que tengáis que realizar una prueba extendida. Antes de que comiencen los jugadores, haz una tirada por el Villano. El resultado te dará un numero de “interrupciones” (a falta de un término mejor) que normalmente variarán entre 1 y 3 puntos, dependiendo del sistema de juego. Pon el mismo número de contadores en medio de la mesa para que los vean todos los jugadores. Ahora continúa con la prueba extendida. Durante la prueba el villano puede gastar estas Interrupciones para hacer que ocurran cosas en la escena. Puede incrementar la dificultad de las siguientes tiradas, introducir una nueva amenaza, (por ejemplo ser descubierto, que el equipamiento tenga desperfectos) o algo diferente que amenace el objetivo de los jugadores. El jugador puede hacer una tirada adicional (o gastar un Punto de Héroe/Estilo/Benni) para contrarrestarlo, pero se tiene en cuenta con respecto a su tiempo y/o tiradas. Esto fuerza al jugador a tomar una decisión sobre como adaptarse a la escena en proceso de cambio, lo que pone el desafío de nuevo en el jugador, creando un momento mucho más interesante. Probadlo, y dejadnos un comentario sobre que tal ha funcionado.

La Agencia de los Jugadores, incluso limitada, hace el trabajo del DJ más excitante.


Esto probablemente me meta en líos con la gente del OSR, así que dejadme empezar con una historia. Hace años, mientras dirigía una campaña de Savage Worlds de Solomon Kane, se me ocurrió este gran concepto de unos PJs explorando los Himalayas y descubriendo el pasado del Tibet. El problema era que yo quería sentirme implicado en la exploración también, como ellos. No quería limitarme a hacer un sencillo mazmorreo, o incluso una guía de viaje. Quería que todos nos sorprendiéramos e hiciéramos descubrimientos, pero no encontraba la manera de hacerlo. Considere docenas de opciones. (Des)afortunadamente la campaña tuvo que detenerse antes de que los jugadores llegaran a ese punto.

Pero el problema permanecía. ¿Como puedo yo, como DJ, compartir con ellos la sorpresa y la sensación de descubrimiento en la partida? O como Vincent Baker plantea en su Apocalypse World, ¿como juego para descubrir qué es lo que ocurre?

Un aumento en la agencia de los jugadores ha sido lo que me ha aportado eso. En varias ocasiones durante mis partidas de 7º Mar los jugadores le han dado la vuelta al guión previsto; convirtiendo a un patrón en un villano y al revés, creando villanos donde nos los había antes, proporcionando detalles interesantes y rellenando huecos en la narración. No solo me ha llevado esto a mejorar mi capacidad de improvisar como DJ, pero en algunas ocasiones los resultados francamente me han sorprendido. Y eso es algo emocionante.

Y no soy solo yo. Mis jugadores también se han sorprendido. Algunos lo han asimilado rápidamente, como pez en el agua. Otros lo tantean con cautela, como si temieran una trampa. Pero en todos los casos en los que he preguntado mis jugadores han tenido una respuesta positiva y entusiasta.
Permíteme dejar claro que no estoy sugiriendo que abras tu partida, en plan Fiasco, y des paso a una mesa llena de Co-DJ. Esto iría en contra de muchas partidas y géneros (horror, y fantasía, por ejemplo). Tampoco estoy sugiriendo ponerse a tope en plan Fate o Dungeon World, sustituyendo la construcción de mundos por un puñado de preguntas preliminares. El caso es que el poder narrativo de los jugadores puede ser controlado si así lo deseas. El método más sencillo y conservador consiste en gastar un punto de Héroe/Estilo/Benny para “establecer un hecho no mencionado sobre la escena”. Así que si estableces de primeras que la habitación tiene 3 metros cuadrados, un jugador no puede gastar un bennie para cambiarla a 9 metros cuadrados. Pero podrían gastar uno en establecer que hay un charco de grasienta inmundicia en la habitación que pueden usar para provocar que el monstruo que están combatiendo se resbale. Puedes hacer que esto dependa de la aprobación del DJ o vincularle un coste (p.e. tienes que gastar un bennie de DJ para contrarrestar el bennie del jugador). si quieres ser generoso.

En términos de control, una de las herramientas que he introducido en mis partidas (y probablemente llevare a otras) es lo que estoy llamando Secuencia de Investigación. (En absoluto es idea mía, se lo pille a John Wick en la última temporada de Starter Kit. Solo me he limitado a ponerle una bonita cinta alrededor). Esto se aplica básicamente a tiradas de Percepción, Investigación o Reunir información. En esencia se trata de que el jugador puede usar sus éxitos para hacerme una pregunta directa sobre el asunto o para establecer un hecho sobre el mismo (y no pienses ni por un momento que no se las respuestas, solo estoy dando al jugador la oportunidad de darme unas mejores o más interesantes). Estableciendo esto por sí mismo, (como una “Tarea Dramática” o “Tirada Extendida”), también estoy poniendo un límite artificial a la agencia de los jugadores. Durante una Secuencia de Investigación tienen permiso para interferir con la trama. pero no fuera de ella.

Puede que alguno veáis esto como chorradas en plan “Ya llego el listo que todo lo sabe”. ¡Me parece justo!. Probablemente hubiera dicho lo mismo hace un año. Y para que conste, no soy un gran fan del enfoque de construcción de mundos colaborativo de Dungeon World. Disfruto con la construcción del mundo. Me gustan los escenarios de campaña bien construidos. No tengo interés en reconciliar mi visión del Mundo de Greyhawk con la de otras 6 personas (y desde luego menos aún sin un firme control editorial). No estoy interesado en reciclar un gran análisis del Di si o Tira los Dados. Pero puede reconocer que abrir mi estilo de DJ a una mayor agencia narrativa de los jugadores ha mejorado mi disfrute de la experiencia en sí, y que por tanto, otros DJ, especialmente a grognards como yo que llevan años haciendo esto de una manera concreta, puede pasarles igual.

¡Eso es todo!


Asi que ahí lo tenéis, 3 cosas que he descubierto durante el transcurso del año que creo que me han hecho mejor DJ y de mis partidas algo más divertidas, tanto para mi como para mis jugadores. Algunas de estas cosas puede que sean obvias para ti, estoy bastante seguro de que no me he topado con nada que otros DJs llevan haciendo desde hace años. Pero, hey, si algo de lo que he expuesto te suena bien e interesante, genial. Prueba algunos de estos planteamientos con tu grupo y mira a ver como responden. Comparte tus experiencias en los comentarios.

Publicar un comentario